0

PEGASUS – El uso de Ticagrelor a largo plazo en pacientes con infarto de miocardio

El presente estudio, pretende buscar resolución al interrogante existente sobre si hay alguna razón para mantener estrategia antiplaquetaria más allá de los 12 meses como se recomienda en las guías de tratamiento y prácticas clínicas. Contamos en la actualidad con diversos trabajos publicados entre ellos el DAPT, el ISAR SAFE que si bien incluyeron diferente población pretenden alcanzar la solución al mismo interrogante.
En la actualidad, del tratamiento antiplaquetario pretendemos, por un lado realizar prevención de eventos adversos vinculados a la revascularización mediante terapia endovascular y por otro lado esperamos prevenir eventos aterotrombóticos, tomando en cuenta que a mayor terapia antiagregante mayor riesgo de sangrado, observándose a través de trabajos realizados que el Ticagrelor sería la opción más adecuada por no evidenciarse aumento en el sangrado con riesgo fatal a diferencia del Clopidogrel y Prasugrel.
El estudio PEGASUS se propuso investigar la eficacia y seguridad del Ticagrelor en contexto de pacientes que sufrieron un infarto agudo de miocardio más allá de los 12 meses.
Estudio multicentrico, doble ciego, controlado por placebo, participaron alrededor de 1100 centros en 31 países alcanzando un total de 21.162 pacientes que sufrieron un IAM 1 a 3 años previos y se los randomizó en tres grupos, a recibir tratamiento con Ticagrelor 90 mg 2 veces al día, 60 mg 2 veces al día o placebo. Se incluyeron pacientes mayores de 50 años con uno o más de los siguientes factores de riesgo: DBT en tratamiento, edad > 65 años, insuficiencia renal crónica definida por un Cl Cr < 60 ml / min, IAM previo, enfermedad de múltiples vasos coronarios; y se excluyeron aquellos pacientes con necesidad de tratamiento con otros antitrombóticos o tratamiento anticoagulante, patología con potencial riesgo de sangrado, antecedente de stroke o sangrado intracraneal, tumor en sistema nervioso central, anomalía vascular intracraneal, sangrado gastrointestinal en los últimos 6 meses o cirugía mayor en los últimos 30 días. Todos los pacientes recibían AAS a baja dosis (75 mg a 150 mg) con un período de seguimiento medio de 33 meses.
El objetivo primario de eficacia fue la suma de IAM, accidente cerebrovascular (ACV) y muerte cardiovascular; y de seguridad, la tasa de sangrado mayor con la escala TIMI.
En ambos grupos, se observó la disminución de evento primario de eficacia comparado con placebo con una reducción a 3 años de 7.85 % en el grupo de Ticagrelor 90 mg, 7.77 % Ticagrelor 60 mg y 9.04 % placebo. Las tasas de sangrado mayor fueron superiores con ambas dosis comparadas con placebo: 2.6 %, 2.3 % y 1.06 % respectivamente (p < 0.001) mientras que las tasas de hemorragia intracraneana y hemorragia fatal fue similar en los 3 grupos.
Se llegó a la conclusión que el tratamiento con Ticagrelor en pacientes con antecedentes de infarto agudo de miocardio reduce significativamente la tasa compuesta de muerte cardiovascular, infarto de miocardio y accidente cerebro vascular e incrementa la tasa de hemorragia mayor.

mechi

CARLINI VLAHOVICH, Mercedes.

Flora Andreatta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.